Consejos para pintar un retrato
¿Quieres aprender a pintar un retrato a carboncillo?
agosto 1, 2017
Show all

¿Prefieres un retrato a pastel o a carboncillo?

Retrato a carboncillo y retrato a pastel

La técnica y el soporte son parecidos, pero el resultado es diferente

¿cuál te gusta más?

Muchas veces me preguntáis ¿cuál es mejor? o ¿qué diferencias hay entre un retrato a pastel o a carboncillo?
Hay personas que les encantan los retratos a carboncillo por el contraste del blanco y el negro, porque destaca más los rasgos de la persona. En cambio otras personas lo tienen muy claro, quieren a pastel su retrato por sus suaves colores y por parecerse más a la realidad.  
Para aquellos que no tengan claro si se estropea o perdura en el tiempo este tipo de pintura, carboncillo o pastel, como cualquier otra técnica de pintura óleo, acrílico o acuarela, con un enmarcado es suficiente para que no se estropee y dure inalterable con el paso del tiempo.
Os cuento las diferencias entre ambos,  especialmente en los materiales que utilizo para hacerlos.

CARACTERÍSTICAS DE UN RETRATO A CARBONCILLO

El carboncillo es una barra de carbón vegetal que permite dibujar y difuminar los trazos,  hay de diferentes grosores y se puede borrar fácilmente.

¿Qué necesitas para dibujar y pintar con carboncillo?

  • Papel tipo Ingress o Canson
  • Barras de carboncillo
  • Lápiz de carboncillo Conté
  • Difuminos

imagen de difumino con papel de carboncilloimg-difumino1-antique
El papel Canson Mi-Teintes es un buen papel para pintar a carboncillo, el tipo Ingress también es un tipo de papel adecuado.
El papel de acuarela también se utiliza para pintar o dibujar con carboncillo, aunque es mejor un grano más fino en el papel, para hacer los retratos.
En cuanto al tono del papel, el más utilizado es el blanco, otros tonos como la gama de los grises también quedan estupendo.
papel CANSON MI-Teintes colorpapel canson gris retrato carboncillo
Imagen de carboncillo
Tenemos lápices de carboncillo por ejemplo CONTÉ que es de mina dura, con un negro más intenso y que no se difumina como las barras de carbón vegetal, con él repaso el trazo del dibujo.
Las barras de creta son carboncillo comprimido, que dan más intensidad y profundidad al trazo, sobretodo en las zonas más negras.
Los difuminos son papel enrollado y prensado que acaban en punta, como su nombre dice difuminan los trazos, hacen sombras.
Existen de distintos grosores, y las puntas se pueden lijar para limpiar o sacar punta.
Para sacar luces o blancos  utilizamos una goma de borrar, y para difuminar yo uso un trapo de algodón blanco que va de maravilla, también uso los dedos, de las dos formas se fija el carboncillo al papel.
Una buena manera de conservar por mucho tiempo este tipo de pinturas, es aplicar una capa de un spray fijador que asegura la fijación del carboncillo al papel.
A una distancia de 40 cms. del papel, rociando  de forma uniforme y rápida.
El retrato estará listo para enmarcarlo quedando inalterable con el paso del tiempo.
Hay personas que les encantan los retratos al carboncillo, pues el contraste de dos tonos les parece más elegante, y los rasgos de la persona resaltan. En la mayoría de mis retratos a carboncillo añado un tercer tono de forma fugaz y difusa, que a la vez de más modernos los hace más originales y únicos.
¿Te gustaría regalar un retrato a carboncillo?

CARACTERÍSTICAS DE UN RETRATO A PASTEL

Cuando queréis un retrato a pastel es porque os gusta un retrato lo más parecido a la realidad, los tonos bien utilizados en un retrato, le dan un realismo y a la vez una finura que no son comparables con ninguna otra técnica pictórica. Una vez enmarcado, el retrato permanece inalterable a través de los años.
El pastel son unas barritas de colores, parecidas a las tizas aunque son escayola de colores, compuestas de pigmentos puros y resistentes mezclados con un aglutinante, cuanto menor sea la cantidad de aglutinante mayor es la calidad del pastel.
Imagen pasteles SennelierIMG_20160127_191207-boost
Es una pintura seca,  no hay que esperar para retocar como en la acuarela o el óleo. No necesitamos pinceles, sólo nuestros dedos y empezaremos a pintar al pastel.
Muchas marcas de pastel existen en el mercado  Faber Castell, Rembrandt, Schimincke, Van Gogh, Talents y Sennelier.  Con colores intensos, diferentes texturas y resultados extraordinarios.
El papel que utilizo es el mismo que para el carboncillo  CANSON Mi-Teintes, aunque el tono de papel es gris.
Una vez encuadrado el retrato en el papel, utilizo el pastel  en barra pintando y difuminando con los dedos . Podemos lijar la barra de pastel consiguiendo un polvo fino, de manera que luego voy tomando del color que quiero, dando más intensidad y combinando los colores como quiero.
La casa  Stabilo  tiene una pinturas  CARBOTHELLO que son fantásticas para trazos delgados.

imagen de pinturas a pastel Stabilo

El retrato a pastel se fija con un spray como en el retrato al carboncillo, para protegerlo y mantenerlo hasta que se enmarque, como ya sabes, al ser pintura seca no hay que esperar a ponerle marco, y éste es a gusto de cada uno. Eso sí, una vez enmarcado es un retrato inalterable aunque pase el tiempo.

¿Te gustaría encargar un retrato a pastel?

¡Quiero uno!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com